Camarena Psicologia

Servicios

Terapia Sexual

June 16, 2012 by admin in Servicios

camarena psicologiaLos problemas sexuales se pueden definir como cualquier problema físico o emocional que impide que una pareja logre una relación intima y mutuamente satisfactoria. No hay un único factor por el cual se pierda el interés sexual o surjan problemas sexuales en las parejas, más bien se trata de un conjunto de eventos que van ocurriendo a lo largo de los años, entre ellos están: la monotonía, la rutina, la mecanización en las relaciones, las dificultades en la comunicación, etc. Algunos otros factores como la infidelidad, el deterioro de la relación de pareja, la dificultad en la comunicación, los problemas individuales (depresión, estrés, etc.), situaciones que provocan un cambio ya sea planeado o repentino como el nacimiento de un hijo o pérdida del empleo, problemas sexuales momentáneos o repentinos (por enfermedad, medicamentos), pueden provocar ansiedad y la aparición de problemas sexuales en la relación de pareja. El sexo es una fuente de placer en la pareja. Cuando existen graves conflictos se convierte en una fuente de tensión en ambos miembros. Algunos de los conflictos en la pareja se manifiestan por medio del sexo, incluso algunas parejas pueden llegar a terapia haciendo mención que en todo se llevan bien menos en la parte sexual, entonces si no existe ningún problema médico después de un adecuado historial y diagnóstico es posible que el sexo represente una analogía de la situación real de la pareja y los conflictos no reconocidos se manifiesten en lo sexual. En algunas parejas existen diferencias en nivel de interés y el deseo sexual, cuando estas son pequeñas las parejas hacen ciertas adecuaciones o negociaciones relacionados con ellas de tal manera que ambos se sientan satisfechos. Si las diferencias son grandes el impacto en la relación suele ser negativo, sobre todo cuando en la pareja quien tiene menos deseo sexual empieza a sentir presión por su compañero(a), estas situaciones generan diferentes sentimientos en ambos, el que tiene menor deseo sexual puede generar desde el resentimiento, enojo, ira, hasta la culpa y sentimientos de baja autoestima. En quien tiene un mayor deseo se pueden generar sensaciones de desesperación, privación, miedos o incluso no se siente querido por su pareja. Las sensaciones de privación hacen que quien tenga un mayor deseo constantemente este presionando el contacto sexual, lo que genera un ciclo negativo en la pareja mientras en uno aumenta el deseo sexual en el otro disminuye, a su vez mientras más busca el contacto sexual el otro más lo rehúye. El cambio en el ciclo que se da en la pareja con dificultades sexuales es una de las intervenciones más importantes, ya que se busca que quien tiene mayor deseo se sienta de nuevo querido y atendido por su pareja y quien tiene menor deseo no se sienta presionado por su pareja. Hay parejas que están abiertas a nuevas formas de sexualidad, hay otras que les cuesta más trabajo abrirse a nuevas formas de relación, ya sea por sus creencias, costumbres o la poca información que tienen y han recibido a lo largo de su vida con respeto a la sexualidad, por tal motivo es importante la educación sexual para lograr cambios de actitud con respecto al sexo y lo que representa en la pareja.

FACTORES QUE FAVORECEN LOS PROBLEMAS SEXUALES

La falta de comunicación acerca de las necesidades, sentimientos y deseos sexuales es uno de los problemas más comunes en las parejas, esta falta de comunicación se puede deber tanta a situaciones culturales y creencias, como a situaciones personales. La falta de tiempo para el sexo es otro de los problemas que pueden provocar insatisfacción en las parejas. En ocasiones se eligen momentos cuando se está completamente cansado después del trabajo o no se da el tiempo suficiente para estar tranquilos y relajados. La vergüenza es otro de los factores que ocasiona problemas, ya sea para mostrar el cuerpo o puede ser ocasionada por otras situaciones como el miedo a lo que dirá la pareja si propone algo nuevo o diferente. La rutina también es un elemento que permite que se vaya perdiendo la motivación y el interés en las relaciones sexuales en la pareja. Hacer siempre lo mismo, favorece que se pierda el deseo. La vida de sexual de una pareja se puede volver rutinaria, mecánica y poco estimulante. La diferencia que existe entre ambos miembros de la pareja relacionados en como perciben el sexo y el amor.  

¿PARA QUIÉNES ESTÁ DIRIGIDA LA TERAPIA SEXUAL?

Cuando una pareja:

  • Esté experimentando constantes fracasos en las relaciones sexuales.
  • Cuando hay desacuerdos relacionados con las prácticas sexuales los cuales se les dificulta resolver por sí solos.
  • Problemas de rendimiento que incluyen dificultades para conseguir una erección, falta del deseo sexual, dificultad para conseguir un orgasmo, eyaculación precoz o dificultad para tener satisfacción sexual.
  • Una vez que se realiza el diagnostico tanto individual como en pareja y ya se han descartado los problemas médicos, es necesario descubrir cuáles son los factores psicológicos o relacionales que están influyendo para que se dé la dificultad y para que esta se mantenga.
  • Un adecuado diagnostico permite saber si el problemas sexual se debe a la pareja o si el de la pareja es el que ha ocasionado el problema sexual.

RECOMENDACIONES

  • Algo importante de saber es que los problemas sexuales no tiene que ser algo permanente, es decir se trata de situaciones temporales que se pueden solucionar prestándoles la atención adecuada, una buena forma es observando y hablando con la pareja acerca de sus sentimientos y necesidades relacionadas con el sexo. Por ejemplo, ¿el saber que van a tener relaciones sexuales le producen sensaciones de placer, emoción, excitación? O por el contrario ¿hay sensaciones de presión, culpa, sentido de obligación?, lo miembros de la pareja se puede acostumbrar a hablar como se sintieron después de la relación sexual, preguntarse acerca de los sentimientos de satisfacción, de disfrute, si estuvo relajado o hubo ansiedad, si quedaron sensaciones de culpa, enojo o cualquier sentimiento negativo que algunas de las veces por no herir a la pareja no se hablan y a la larga pueden producir resentimientos.
  • De esta manera la pareja se puede dar cuenta si su actividad sexual está produciendo sentimientos positivos en ellos, a su vez si alguno de ellos se queda con sentimientos negativos se puede identificar el problema y realizar los cambios necesarios para un adecuado funcionamiento.
  • En forma individual o en pareja pueden empezar a leer libros especializados acerca de la sexualidad y la relación de pareja, ambos pueden aclarar sus dudas e identificar los mitos que tenían acerca del sexo.
  • Ser consciente si hay situaciones personales que influyen en el desempeño sexual como la fatiga, el insomnio, mala condición física, esto permite solucionar estos problemas y mejorar el desempeño sexual. Es importante gozar de buena salud física y emocional.
  • Detectar si hay problemas y buscar la ayuda adecuada para que esta situación no se prolongue y ocasione algunas otras dificultades.
  • En la actualidad existen diversos métodos para solucionar cualquier tipo de problema sexual, a su vez también existen diversos profesionales que pueden asesorar a las parejas con problemas sexuales, desde médicos, psicólogos, terapeutas de pareja, sexólogos. Los problemas sexuales son más comunes de lo que se cree y en el pasado representaban un secreto con el cual vivían de forma infeliz algunas parejas, afortunadamente esto está cambiando y más personas tanto en pareja como en forma individual buscan ayuda profesional para los problemas sexuales.

     

Comparte este artículo

Haga su consulta en línea.
Camarena Psicologia

Si no puede venir a la clínica podemos ayudarle a través de nuestra consulta online.

Videos

Cómo Mantener el Amor y la Cercanía a pesar de la Distancia

La clínica
  • Clínica Camarena | Consulta
  • Clinica Camarena | Recepción
  • Clínica Camarena | Área de niños
  • Conozca nuestra clínica
Estamos en facebook